Vestidos de novia DF precios

¿Y por que quieres un vestido de novia? Sería la pregunta que nos haría el típico tío filosófico que espera una respuesta más profunda que sólo “porque me caso en diciembre tío”, y ¿Qué le responderíamos sin miedo a equivocarnos?, o le damos “el avión” y sólo buscamos “vestidos de novia DF precios” en Google para encontrar nuestro vestido de novia…

Vamos a empezar con una pregunta anterior a esta, que probablemente nos hizo el mismo tío cuando éramos más jóvenes, ¿Por qué tienes novio hija?

vestidos-novia-df-precios-quieres-vestido-noviaEl noviazgo se refiere al periodo de tiempo donde la pareja mantiene una relación amorosa con el fin de conocerse mutuamente, y si resultara buena para ambos, la pareja terminaría idealmente por casarse para formar una familia, realizar un proyecto de vida en común y acompañarse el resto de su vida.

Toda mujer sueña con su boda y con su vestido de novia…

En muchas culturas, incluso en nuestra cultura mexicana, algunos años atrás (espero) los matrimonios eran arreglados por los padres, por lo que el noviazgo era prácticamente innecesario, los papás decidían qué era lo mejor, económica, social y/o políticamente para los novias y/o familias, y arreglaban el matrimonio como un acuerdo que unía a estas dos partes… Probablemente hoy a la mayoría de los jóvenes no les hace sentido este tipo de arreglo, sin embargo los que somos papás realmente mataríamos por poderle escoger la pareja a nuestros hijos (risas).

vestidos-novia-df-precios-quieres-vestido-novia2Bueno, todo noviazgo  empieza por la atracción hacia  la otra persona, la “chispa”, el “flechazo” es cuando mágicamente te sientes atraído/a por una persona; puede ser tu mejor amigo que en algún punto el mismísimo cupido “hace de las suyas” y amaneces sin dejar de pensar en el/ella y la otra persona te corresponde, no importa si uno de los dos lleva más tiempo “enamorado/a”, este momento de coincidencia es el momento cuando esa atracción o interés es mutuo y empiezan las negociaciones (citas y salidas), y si todo sale bien terminan siendo novios o al menos su sinónimo.

El noviazgo entonces es increíble, es encontrar a una persona que está interesada en ti como tú en él/ella, ¡Te sientes la persona más afortunada del mundo!, aunque no por novia vas a empezar a buscar vestidos de novia DF precios y a prepararte para tu boda, ya que aún falta camino por recorrer…

Una vez que pasa esta euforia, el noviazgo madura y se transforma en tratar de ver si con esa persona podrías pasar el resto de tu vida; esta es una necesidad humana, ya que el ser humano es un ser social e “incompleto” por lo que al estar con una pareja necesitamos y  podemos compartir la vida y “completarnos” de alguna forma, para ayudarnos a ser felices mutuamente.

vestidos-novia-df-precios-quieres-vestido-novia3En esta parte de la historia tampoco “pinta” la parte donde pensamos en  vestidos de novia DF precios, aunque generalmente las mujeres apenas empezamos a salir con el susodicho y ya tenemos en la mente la boda, el festejo, todo lo que rodea este gran evento, ya pensamos hasta en  el nombre de los hijos que tendremos con esta persona, el color de la fachada de nuestra casa, cuando en general los hombres apenas están pensando a dónde van a ir a cenar esa noche, y jamás se han puesto a pensar si van a vivir en casa o departamento, si van a tener perro y menos el color de la fachada…  la mujer ya está planeando su búsqueda de vestidos de novia.

El noviazgo es el periodo de prueba por excelencia, aunque no sea el objetivo principal de ninguno de los dos, para conocer a profundidad los defectos de la pareja, ver en qué momento flaquea o difiere en tu forma de pensar; es importante el vivirlo ya que si el siguiente paso es vivir con esa persona el resto de tu vida, sería importante ver de qué pie cojea.

No es que busquemos al hombre o a la mujer perfecta, sino que todos buscamos, o al menos debemos buscar, a la persona que tenga los menos defectos a nuestros ojos, es decir, partiendo de que “nadie es perfecto” y adicionalmente todos somos más sensibles a unas cosas que a otras, debemos de buscar a la persona que tenga los “menos defectos” que a uno le vuelven loco.

vestidos-novia-df-precios-quieres-vestido-novia4Por poner un ejemplo, una persona extremadamente celosa idealmente no debería de casarse con una persona extremadamente coqueta, no es que ser celoso o ser coqueto sea el peor defecto del mundo, sin embargo sí lo es para una persona extremadamente coqueta o celosa…

Entonces vamos entendiendo que el noviazgo también sirve para “sacar el cobre” de nosotros mismos, conocernos en un sentido de pareja que, hasta la adolescencia donde empiezas a tener novios, es un área nueva para cada uno: no sabes si eres de los que te gusta que te abran la puerta del coche o si te enoja, no sabes si te encanta que decidan las cosas triviales por ti o si prefieres tu decidir por el otro, y de igual forma tu pareja; entonces el noviazgo no es para encontrar a la persona perfecta porque probablemente nunca la encuentres, sino el noviazgo es para encontrar a la persona perfecta para ti, al menos que sus peores defectos no hagan “corto circuito” con los tuyos…

El tiempo que dura el noviazgo es relativo, hay parejas que duran años de novias y hay los que se conocen y en menos de seis meses  ya están casados, en esto como en muchas otras cosas, no hay reglas, no hay “bien y mal”, es más bien la historia de cada pareja…

vestidos-novia-df-precios-quieres-vestido-novia5Si ya encontraste a esa persona “perfecta” y ambos deciden comprometerse para pasar el resto de la vida juntos, ahora sí es momento de buscar vestidos de novia DF precios en Google.

La boda y el vestido de novia es el primer paso del “resto de tu vida” donde tu único foco deberá ser disfrutar y hacer del otro y de ti mismo “su mejor versión”

Entonces ya saben, cuando empiecen a buscar vestidos de novia DF precios ¡Muchas felicidades!, eso quiere decir que ya encontraron a la persona “perfecta” para ustedes, con la que están dispuestos a pasar el resto de sus vidas transformándose mutuamente en la mejor versión que puede llegar a ser cada uno. ¡Que vivan los novios!